Acá Te Enseñamos Los Principales Síntomas De Que Tienes Niveles De Azúcar En Sangre Peligrosamente Muy Elevados

La hiperglucemia es el término médico que describe un aumento anormal de la glucemia en la sangre y es un signo característico de la diabetes o de la prediabetes. En general, los niveles de glucosa en ayunas se consideran normales si se encuentran entre los 70 y los 100 mg/dL. Los niveles de glucosa pueden superar ligeramente estos índices luego de las comidas. Las medidas aleatorias de la glucemia habitualmente son inferiores a 125 mg/dL.

La diabetes tipo II representa el 90% de los casos diabetes. La alimentación juega un rol clave en las personas que sufren de esta enfermedad. Es importante mantener un equilibrio entre las necesidades nutricionales, el control de la tasa de glucemia y los lípidos sanguíneos además de favorecer el control de un peso saludable y prevenir enfermedades cardiovasculares.

Más allá de los tratamientos, todo lo que ingerimos cuenta y una manera de combatir esta enfermedad, es conocer qué alimentos favorecen el bienestar de las personas diabéticas.

Vamos a conocer algunos alimentos que ayudan a disminuir los niveles de azúcar en la sangre, te provee de vitaminas y minerales y contribuyen al mantenimiento del peso.

1) Pera:

La pera contiene compuestos fenólicos como los flavonoides, responsables del color de la fruta y al mismo tiempo, ácidos fenólicos. Por lo general, estos nutrientes se encuentran en la piel de la fruta y ayudan a neutralizar los radicales libres gracias a su efecto antioxidante.

Los componentes fenólicos contribuyen de esta manera a la prevención de enfermedades cardiovasculares y de ciertos tipos de cáncer.

La alta tasa de fibras alimentarias de la pera, ayuda al mismo tiempo a la disminución de riesgos de trastornos cardíacos, al igual que la regularización del tránsito intestinal.

Las fibras solubles contenidas dentro de la pera retrasan la absorción de la glucosa en el intestino delgado, permitiendo de esta manera un mejor control de la glucemia.

Las personas afectadas con diabetes tipo II deben controlar la tasa de glucemia, es decir los niveles de azúcar en la sangre, con el fin de no llegar a una hiperglucemia. En caso de padecer hiperglucemia, las personas podrían experimentar distintos síntomas como una necesidad constante de orinar o de sed intensa.

2) Aguacate:

El aguacate es una excelente opción alimentaria porque es un potente antioxidante. En caso de diabetes, es importante consumir alimentos con un alto poder antioxidante, ya que esta enfermedad favorece la actividad de los radicales libres responsables de la oxidación del organismo.

Éstos pueden acarrear lo que se denomina glicación, una reacción entre la glucosa excedente y las proteínas corporales que es uno de los factores de envejecimiento acelerado de los tejidos.
El aguacate es también un fruto rico en grasas monoinsaturadas también llamadas “grasas buenas”.

Un estudio permitió demostrar que el aguacate tiene una incidencia real en la disminución de los lípidos sanguíneos. De esta manera, ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares que suelen tener una tasa elevada en las personas diabéticas.

3) Cebada:

La cebada es un cereal muy nutritivo, rico en fibras solubles y en vitamina E.

Este cereal constituye un antioxidante que permite luchar contra los daños causados por los radicales libres. La vitamina favorece la prevención de riesgos de enfermedades cardiovasculares, de ciertos tipos de cáncer y de otras enfermedades ligadas al envejecimiento.

Además, este cereal presenta un índice glucémico muy bajo y algunos análisis han permitido concluir que el consumo de cebada presenta numerosos beneficios como una tasa de glucemia más baja, mejor control metabólico más eficaz y niveles de lípidos menos elevados.

Estos indicadores deben ser tomados en consideración, pues permiten controlar o reducir ciertos efectos que pueden estar asociados a la diabetes tipo II.

4) Salmón:

El salmón es una excelente fuente de Omega3 y un pescado graso que tiene un impacto en la disminución de los riesgos de enfermedades cardiovasculares, esto demostrado por varios estudios.

Este tipo de ácido graso ayuda a reducir la tensión arterial, los triglicéridos y la formación de coágulos. El salmón es al mismo tiempo una excelente fuente de proteínas completas. Se aconseja incluir la proteína del pescado a la alimentación ya que favorece la mejora de la sensibilidad a la insulina.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.